Wikia

Drake y Josh Wiki

Drogas

Discusión0
826páginas en el wiki

Una droga es toda materia prima de origen biológico que sirve para la elaboración de medicamentos, siendo el principio activo la sustancia responsable de la actividad farmacológica de la droga. Otra acepción es la referida a las sustancias de abuso.

Se utiliza incorrectamente el término droga como sinónimo de fármaco y medicamento por traducción literal del término inglés drug.

Condiciones para que una sustancia sea considerada "Droga" Editar sección

Para que una droga sea considerada como tal ha de cumplir estas características:

  • Ser sustancias que introducidas en un organismo vivo son capaces de alterar o modificar una o varias funciones psíquicas de éste (carácter psicotrópico o psicoactivo).
  • Inducen a las personas que las toman a repetir su autoadministración por el placer que generan.
  • El cese en su consumo puede dar lugar a un gran malestar somático o psíquico (dependencia física o psicológica).

Clasificación Editar sección

Las drogas han sido clasificadas según múltiples sistemas de categorización, predominando, en la actualidad, las clasificaciones en función de sus efectos farmacológicos. Entre los diferentes tipos de clasificación empleados a lo largo del tiempo destacan los siguientes:

Según los efectos producidos en el sistema nervioso central Editar sección

La clasificación de las drogas según los efectos que producen a nivel del sistema nervioso central constituye el sistema de clasificación menos aceptado en la actualidad (frente a la distinción entre drogas duras y blandas o legales e ilegales).

Según éste las distintas sustancias podrían clasificarse en una o varias (drogas mixtas) de las siguientes categorías:

Ejemplos de Clasificación de algunas Sustancias según sus Efectos sobre el Sistema Nervioso Central
Sustancias Depresoras del SNCSustancias Estimulantes del SNCAlucinógenos
AlcoholCocaínaLSD
Opiáceos (Heroína, Morfina, etc.)AnfetaminasPsilocibina
BenzodiacepinasNicotinaPeyote
BarbitúricosXantinas (Cafeína, Teína, etc.)Drogas de síntesis
Cannabis y derivados
Inhalantes

Drogas duras y blandas Editar sección

Archivo:Joint(detail).jpg
El cannabis afecta casi todos los sistemas corporales. En él se combinan muchas de las propiedades del alcohol, los tranquilizantes, los opiáceos y los alucinógenos.[1]

La clasificación entre drogas duras y blandas es una forma poco precisa y arbitraria de designar a las drogas que en la actualidad se encuentra en desuso.

En su origen esta distinción pretendió servir para distinguir las drogas altamente adictivas que comportan serios daños a la salud (duras), de las poco adictivas, que no presentan un riesgo grave para quien las consume (blandas).

A pesar de ello esta distinción es aún empleada tanto en el discurso oficial como en el habla informal.

Curiosamente, algunas drogas blandas como el cannabis y el khat están prohibidas en la mayoría de los países, mientras que drogas duras como el alcohol pueden ser adquiridas (aunque con restricciones) en la mayor parte del mundo. Esta paradoja ha causado no poca controversia: por ejemplo, un informe de 2001 estimó que el consumo de alcohol provocó 75.754 muertes en los Estados Unidos, mientras que jamás, en ninguna parte del mundo, ha sido comprobada una sola muerte debida al uso de marihuana.

“Un informe reciente debilita la afirmación de que el cannabis [del que se obtienen la marihuana y el hachís] es inofensivo, pues advierte que esta droga es cada vez más potente y que, a largo plazo, provoca grave daño a la salud”, señala el periódico londinense The Independent. La profesora Heather Ashton, de la Universidad de Newcastle (Inglaterra) apunta: “El cannabis afecta casi todos los sistemas corporales. En él se combinan muchas de las propiedades del alcohol, los tranquilizantes, los opiáceos y los alucinógenos[2]. Se sabe que afecta seriamente la capacidad de conducir. Además, puede producir graves enfermedades mentales, como la esquizofrenia; perjudica los pulmones cinco veces más que los cigarrillos; puede producir tipos extraños de cáncer de garganta y, en algunos consumidores jóvenes, infartos. En la década de 1960, un cigarrillo típico de marihuana contenía 10 miligramos de THC, una sustancia química que afecta el cerebro. “Ahora, gracias a las novedosas técnicas de cultivo, un cigarrillo de marihuana puede contener 150 miligramos de THC, y si se le añade aceite de hachís, hasta 300 miligramos”, explica el rotativo. [3]

La distinción entre drogas duras y blandas es importante en la política de drogas de los Países Bajos, entre otros estados, donde ciertas drogas blandas gozan de la tolerancia oficial, aunque casi siempre están sujetas a restricciones en cuanto a su comercio, producción y consumo.

Drogas legales e ilegales Editar sección

Consiste en la clasificación de las sustancias en función de las restricciones legales establecidas en cada estado particular respecto al consumo, producción y venta de las diferentes sustancias. Así, en la mayor parte de los países occidentales las drogas se clasifican según la normativa legal, del siguiente modo:

  • Drogas legales: alcohol, tabaco, psicofármacos, estimulantes menores y otras sustancias (heroína, metadona, etc.) bajo prescripción médica
  • Drogas ilegales: son todas las que no forman parte del apartado anterior y a las que se accede a través del mercado negro (se incluiría aquí, por ejemplo, la metadona obtenida subrepticiamente aunque inicialmente haya sido dispensada a partir de vías legales): Derivados del cannabis, heroína, cocaína, etc.

Historia Editar sección

Archivo:Bayer Heroin bottle.jpg
Heroína comercializada por Bayer a finales del siglo XIX

Antes de las primeras civilizaciones ya hay pruebas de que el hombre, conocía los efectos de ciertas plantas como la adormidera del opio y las usaba. En todas las civilizaciones, desde la asiria hasta la actual del siglo XXI, el ser humano ha consumido todo tipo de drogas por distintos motivos, religiosos, rituales, medicinales, hábitos o costumbres, por distracción, hedonismo, etc.

En la cultura occidental la droga es considerada un tema tabú, pero sólo desde hace algo más de 80 años, que es cuando se dictaron las primeras leyes contra las diferentes drogas. Un ejemplo de prohibicionismo es la conocida Ley seca, mediante la cual se llegó a prohibir el alcohol en los Estados Unidos. El experimento de la prohibición fracasó estrepitosamente y fue el origen del poder de ciertos grupos mafiosos que comenzaron traficando con esta droga, y cuando fue legalizada, cambiaron a otras que seguían prohibidas.

A pesar de ser las dos sustancias que más muertes provocan en las sociedades occidentales, alcohol y tabaco no tienen el mismo estigma que las restantes drogas, ya que son legales y su uso está aceptado socialmente y regulado por la administración.

Historia reciente de la droga en América Editar sección

Se cree que los ingresos totales que producen las ventas de estupefacientes tan solo en Estados Unidos ascienden a entre 60.000 millones y 120.000 millones de dólares. Si restamos unos 20.000 millones de dólares para gastos, eso deja un beneficio neto de entre 40.000 millones y 100.000 millones de dólares. “El tráfico de drogas, que mueve unos 300.000 millones de dólares al año, es el mayor negocio del mundo”, dice la revista World Press Review.

Con tanto dinero a su disposición, los traficantes de drogas han explotado la avaricia y el egoísmo inherentes en el hombre y han obtenido el poder de hacer prácticamente cualquier cosa que deseen. “Ya no cuentan su dinero, lo pesan —dijo un teniente de policía—. Pueden sobornar a los testigos; en realidad, pueden sobornar a quien les parezca.” Se informa que un traficante de drogas de Bolivia se ofreció a saldar la entera deuda exterior del país —3.800 millones de dólares— si las autoridades dejaban de insistir en que se respetasen las leyes sobre narcóticos.

Los magnates de la cocaína y la marihuana del mundo occidental incluso han llegado a superar la influencia que por tanto tiempo han ejercido los señores del opio de Asia. “A base de untar la mano a quien haga falta y utilizar el revólver cuando sea necesario, los caciques de la droga han sembrado corrupción desde Bolivia hasta las Bahamas, y en más de un país están amenazando con reemplazar al gobierno elegido como el poder dominante”, informa la revista Time. “Nos hemos puesto en contra de una organización que es más fuerte que el gobierno”, dijo el anterior presidente colombiano Belisario Betancur.

Él sabe lo que dice. En Colombia, los miembros de la Liga de Medellín —los potentados de la droga que dominan el negocio de la cocaína— han llevado a cabo una violenta campaña contra todos los que se les han opuesto o han intentado tomar acción legal contra ellos. Entre los que han asesinado se encuentran un ministro de Justicia, veintiún jueces, el director de un periódico, más de una docena de periodistas y veintenas de soldados y policías. “Nunca antes había podido una operación delictiva intimidar a una nación importante de tal manera —hace notar la revista Newsweek—. En Colombia, los jueces temen emitir sentencia, y los policías temen efectuar arrestos. Ahora los periodistas más críticos a menudo escriben sus columnas desde el extranjero, donde tienen la compañía de multitud de otros colombianos que han huido por su vida.”

Tolerancia Editar sección

El concepto de tolerancia hace referencia a la necesidad de incrementar la dosis consumida para alcanzar los efectos que anteriormente se conseguían con dosis menores. Según el individuo y tipo de droga obtenemos distintos tipos de tolerancia. Tolerancia cruzada, tolerancia inversa, tolerancia farmacocinética o metabólica y por último la tolerancia funcional, celular, tisular o farmacodinámica.

Dependencia Editar sección

El concepto de drogodependencia hace referencia a la necesidad de consumir cierta sustancia para alcanzar ciertas sensaciones placenteras o bien eliminar sensaciones displacenteras derivadas de la deprivación de la sustancia (síndrome de abstinencia).

La dependencia de las drogas (o adicción) es el uso compulsivo de una sustancia a pesar de las consecuencias negativas, las cuales pueden ser severas; el abuso de las drogas es simplemente el uso excesivo de una droga o el uso para fines distintos a los propósitos médicos.

La dependencia física de una sustancia (necesitar una droga para desempeñarse) no es condición necesaria ni suficiente para definir la adicción. Hay algunas sustancias que no causan adicción, pero que sí provocan dependencia física (por ejemplo, algunos medicamentos para la presión sanguínea), y sustancias que causan adicción pero no la clásica dependencia física (por ejemplo, la abstinencia de la cocaína no trae síntomas como vómitos ni escalofríos; en cambio se caracteriza principalmente por la depresión).

Síndrome de abstinencia Editar sección

El síndrome de abstinencia hace referencia al conjunto de reacciones físicas o corporales que ocurren cuando una persona dependiente de una sustancia cesa su consumo. Se conoce a nivel coloquial como mono.

La juventud y la drogadicción Editar sección

De todo el mundo llegan datos desalentadores, (año 2003). El Office for National Statistics de Gran Bretaña indicó que en ese país “el 12% de los alumnos de entre 11 y 15 años había consumido drogas el pasado año [...]. El cannabis [marihuana] fue, con mucho, la más utilizada”. Especialmente preocupante es el hecho de que “a más de un tercio de estos jóvenes (el 35%) les habían ofrecido una o varias clases de droga”.

Un informe respaldado por la Unión Europea revela también que entre la gente joven “es cada vez más habitual beber hasta emborracharse”. El informe añade que el “alcoholismo tiene, a corto plazo, consecuencias nefastas, tales como accidentes, violencia y envenenamiento, así como problemas sociales y del desarrollo”. Un estudio realizado en Japón señala que “las drogas más utilizadas por los adolescentes del país son los disolventes orgánicos, que pueden inducir al uso de otras sustancias”.

En vista de lo mencionado, es comprensible la siguiente declaración del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan: “La droga está destruyendo a la sociedad, fomentando el delito, esparciendo enfermedades como el sida y acabando con nuestros jóvenes y nuestro futuro”. Con frecuencia, los toxicómanos se ven envueltos en el tráfico de estupefacientes y en asesinatos. Asimismo, son víctimas de la violencia o tienen relaciones sexuales de riesgo no planeadas. Un informe del gobierno de Estados Unidos señaló: “La drogadicción no es solo problema de los pobres, las minorías o los barrios bajos. [...] Afecta a personas de toda clase social y del país entero. Es un problema de todos”.

Debate acerca de la legalización/ilegalización Editar sección

Archivo:Cannabis use among adults (aged 15-64).svg
Consumo de cannabis en la Unión Europea
Archivo:Cocaine use among adults.svg
Consumo de cocaína en la Unión Europea
Archivo:Ecstasy use among adults.svg
Consumo de éxtasis en la Unión Europea

La legislación contemporánea, en el contexto de una guerra contra la droga considera ilícito el uso y el comercio extraterapéutico de psicofármacos que alteren la conciencia.

Las drogas están siendo un problema muy grave en los últimos años y numerosos son los países que tratan de afrontarlo mediante diferentes vías (campañas y operativos antidrogas y su tráfico, etc.).

Cada país establece algunas excepciones a esta regla. Por ejemplo, es habitual en Occidente que el uso y comercio del alcohol, el tabaco y los estimulantes cafeínicos sean legales fuera del ámbito de la medicina. En otros países, como Holanda, se permite el uso recreacional de la marihuana, los derivados del cáñamo y los hongos psicotrópicos.

Cuando las sustancias son fabricadas y distribuídas dentro del ámbito farmacéutico pero son empleadas sin prescripción facultativa y con fines recreacionales, la ley considera que existe abuso. Para otros colectivos, en cambio, el abuso se produce cuando el consumidor daña su salud y su relación con su entorno.

En amplios sectores de la sociedad existe la idea de que el uso extramedicinal de psicofármacos es dañino. Sin embargo, en otros entornos se defiende de que ha de ser el individuo quien regule su conducta, y de que el Estado no tiene la legitimidad para dirigir su salud. Ambas posiciones son las que han venido enfrentándose, tradicionalmente, en el debate acerca de la legalización de las drogas.

Constantemente los sectores psicofarmacófilos de la sociedad descubren que ciertos fármacos -presentes sobre todo en plantas y medicamentos de farmacia- son susceptibles de uso recreacional; este descubrimiento y la consiguiente extensión de su uso conducen a una respuesta legistativa, aumentando el catálogo de sustancias prohibidas o sujetas a mecanismos estatales de control.

Entre las de uso recreacional más conocidas encontramos:

Drogas inteligentes (Smart Drugs) Editar sección

Hay fármacos, alimentos y suplementos nutricionales que ayudan a mejorar el rendimiento intelectual y la salud. Son las smart drugs, nootrópicos, que procede del griego noús (mente) y trópos (movimiento), o las drogas inteligentes, denominación bajo la que se engloba una gran cantidad de productos con ciertas características comunes: aumentan el rendimiento, no son adictivos, carecen prácticamente de efectos adversos conocidos y pueden adquirirse más o menos fácilmente en diversos establecimientos.

Véase también Editar sección

Referencias Editar sección

Plantilla:Listaref

Bibliografía Editar sección

  • Escohotado, Antonio (1999). Historia General de las Drogas. Espasa Calpe Mexicana. ISBN 84-239-9739-1.
  • Gahlinger, P.M. (2001). Illegal Drugs: A Complete Guide to Their History, Chemistry, Use and Abuse. Sagebrush Press (UT). ISBN 0-9703130-1-2.
  • Porter, Roy & Teich, Mikul`s (1997). Drugs and Narcotics in History. Cambridge University Press. ISBN 0-521-58597-X.
  • Ruiz Franco, J.C. (2005). Drogas Inteligentes. Editorial Paidotribo. ISBN 84-8019-822-2.
  • Lorenzo, P., Ladero, J.M., Leza, J.C. y Lizasoain, I. (2003). Drogodependencias: farmacología, patología, psicología, legislación. Madrid: Editorial Panamericana.
  • (2002) DSM-IV-TR. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Barcelona: Masson. ISBN 978-84-458-1087-3.
  • González Ordi, H. e Iruarrizaga, M.I. (1993). Características de los principales tipos de drogas.
  • Martí, O. (2004). Todo lo que quisiste saber sobre la dependencia a las drogas y nunca te atreviste a preguntar. Hondarribia: Hiru. ISBN 84-89753-86-5.

Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio