FANDOM


John Herbert Dillinger (22 de junio, 1903 – 23 de julio, 1934) fue un asaltante de bancos de Estados Unidos, considerado como uno de los tantos iconos de la cultura popular en ese país. Su fama se debe a la idealización que se ha hecho de sus procedimientos como ladrón, y a la manera grácil en que escapaba de la policía. Sus hazañas, junto con las de otros asaltantes de la época, como Bonnie y Clyde o Kate "Ma" Baker, llamaron la atención de la prensa estadounidense y sus lectores durante los años 30’s.[1] Su popularidad lo ha convertido en leyenda, a pesar de haber sido uno de los ladrones más buscados de su tiempo.

Archivo:John Dillinger.jpg

Biografía Editar

Nació el 22 de junio de 1903 en Indianápolis, Indiana, sus padres fueron John Wilson Dillinger (1864–1943) y la primera esposa de éste, Mary Ellen Lancaster (1860-1907). Se enlistó en la Armada de los Estados Unidos, pero desertó a los pocos meses, siendo dado de baja sin honra militar. Regresó a Indiana, donde se casó el 12 de abril de 1924, con su novia, Beryl Ethel Hovious (de solamente 16 años), en un intento por establecerse. Sin embargo, tuvo dificultades para conseguir trabajo y su matrimonio se desmoronó, divorciándose el 20 de junio de 1929. Una noche de 1924, un criminal ocasional que era amigo de Dillinger, llamado Ed Singleton, lo convenció de colaborar en el asalto a un conocido tendero de la localidad, llamado Frank Morgan. La policía los capturó después del asalto. Singleton contrató un abogado para apelar su sentencia, recibiendo sólo dos años de prisión, mientras que el propio Dillinger, que no pudo contar con representación legal, fue condenado y enviado a prisión. Su sentencia fue por 9 años. En la cárcel, fue un miembro destacado del equipo de béisbol, jugando tan bien que en condiciones regulares hubiera podido llegar a ser un jugador profesional.[cita requerida]

Carrera delictiva Editar

Dillinger se dio al estilo de vida criminal durante su estancia en la cárcel, aprendiendo de sus compañeros los trucos para robar bancos. Junto a varios de ellos planeó algunos atracos, sobre todo cuando se reunían durante sus labores en la lavandería de la Prisión del Estado de Indiana. Algunos miembros de su primera banda fueron Harry Pierpont, Russell Clark, Charles Makley, Walter Dietrich y John “Red” Hamilton.

Sus mayores delitos se cometieron a partir de mayo de 1933, cuando salió en libertad condicional después de cumplir 8 años y medio de condena. Al poco tiempo, roba un banco en Bluffton, Ohio. La policía lo arrestó el 22 de septiembre, y fue internado en la cárcel estatal de Lima, Ohio, a la espera del juicio. Cuatro días después, algunos amigos de Dillinger (Harry Pierpont, Russell Clark, Charles Makley y Harry Copeland) que habían escapado de la Prisión del Estado de Indiana, se presentaron vistiendo uniformes ante el sheriff Jessie Sarber de la prisión de Lima, haciéndose pasar por gendarmes que querían llevar al preso de regreso al penal de Indiana. El sheriff no les creyó y cuando les pidió sus credenciales, uno de los criminales sacó su arma y le disparó. Luego tomaron las llaves, liberaron a Dillinger de su celda y encerraron a la esposa del sheriff en otra, para después huir.

Aunque ninguno de éstos criminales había violado específicamente alguna ley federal, se requirió al FBI su asistencia para identificar y localizar a los ladrones. Después de que la División de Identificación del FBI confirmó la identidad de los delincuentes por sus huellas digitales, comenzó su búsqueda para la captura.

Mientras tanto la banda de Dillinger lograba efectuar varios robos a bancos. En estos atracos había muy pocos muertos –en algunos casos ninguno- y el público que leía las noticias en los periódicos, molestos con los banqueros por los efectos recesivos de la Gran Depresión, comenzó a idealizar a Dillinger como un ladrón justiciero y con notable estilo personal. Incluso los números de la banda parecieran ser discretos en cuanto a la violencia utilizada en sus robos, a pesar de que después del rescate de su líder, sustrajeron todo un arsenal de armas de la policía de Auburn y Peru, en Indiana. Luego, el 14 de diciembre, John Hamilton, uno de sus miembros, disparó y mató a un detective en Chicago. Un mes después, durante un tiroteo, la banda mató al oficial de policía William O’Malley, en el robo al Primer Banco Nacional Del Este De Chicago, en Indiana. La banda se trasladó posteriormente a Florida, y subsecuentemente, a Tucson, Arizona. Allí, el 23 de enero de 1934, ocurrió un incendio en el hotel Historic Hotel Congress donde Clark y Makley se escondían utilizando nombres falsos. Los bomberos reconocieron a los hombres por sus fotografías, y un policía local los arrestó, al igual que a Dillinger y a Harry Pierpont. Se les encontraron varias armas y más de 25.000 dólares en efectivo, que representaban una fortuna para la época, parte del robo al Banco en Chicago.

Dillinger fue llevado a la cárcel de Crown Point, Indiana, a la espera de su juicio por el asesinato del policía O’Malley, muerto en el tiroteo del robo al Banco Este de Chicago. Las autoridades alardearon mucho acerca de que la prisión era a prueba de escapes, pero el 3 de marzo de 1934, Dillinger utilizó uno de sus trucos para escapar. Talló un objeto con forma de pistola en un material aún sin especificar –posiblemente una barra de jabón, o madera- y amedrentó a los guardias de la prisión para que le abrieran la celda y poder huir, después de encerrar a sus custodios. Este hecho le abrevió más el camino a la fama.

Después de avergonzar a las autoridades, Dillinger escapó en el auto de la sheriff Lillian Holley, un nuevo y flamante Ford V8. La prensa hizo mofa de esta acción y publicó encabezados donde se burlaban de la sheriff Holley, lo cual aumentó la popularidad del ladrón. Sin embargo, el prófugo cometió el error de cruzar la línea estatal divisoria de Indiana-Illinois en el auto robado, violando así una ley federal e involucrando al FBI en su captura.

Mientras tanto, Pierpont, Makley y Clark, fueron devueltos a la cárcel de Ohio y sentenciados por el asesinato del sheriff de Lima. Pierpont y Makley fueron sentenciados a muerte, y Clark a cadena perpetua. Pero en un intento de escape, Makley fue muerto y Pierpont sufrió una herida. Un mes después, Pierpont se recobró lo suficiente para ser ejecutado.

La Segunda Banda Editar

Ya en Chicago, Dillinger se reunió a su novia, Evelyn Frenchette y luego se asoció con Homer Van Meter, Lester Joseph Gillis (Baby Face Nelson), Eddie Green y Tommy Carrol, entre otros. Con esta segunda banda también logró realizar grandes robos de dinero a los bancos. El FBI siguió la pista de la banda y el 3 de abril, en un enfrentamiento fueron heridos Eddie Green y el mismo Dillinger. Éste último logró escapar, pero Green murió ocho días después en un hospital. Después del enfrentamiento con el FBI, Dillinger y su novia Evelyn se fueron a Mooresville, Indiana, donde permanecieron en la casa de su padre y un medio hermano, hasta que sanara su herida. Luego Evelyn se fue a Chicago a visitar a un amigo y allí el FBI logró su arresto. Se la sentenció a una multa de 1.000 dólares y dos años en prisión.

Al poco tiempo, Dillinger se volvió a reunir con sus compinches y se refugiaron en un pequeño lugar llamado Little Bohemia Lodge. La banda tenía vigilado todo lo que sucedía allí, pero aun así no pudieron evitar que alguien diera aviso al FBI, quienes llegaron al lugar y sin poder sorprender al grupo, se enfrentaron con ellos a balazos. Babe Face Nelson mató al agente W. Carter Baum y todos los miembros de la banda huyeron en varias direcciones, despistando a los agentes. Para el verano de 1934, Dillinger volvió a Chicago bajo el nombre de Jimmy Lawrence. Consiguió un empleo y encontró una nueva novia, llamada Polly Hamilton, que no tenía conocimiento de su verdadera identidad. En una gran metrópolis como Chicago, Dillinger pudo llevar una vida anónima por un tiempo.

Su muerte Editar

El último día de su vida fue el 22 de julio de 1934, cuando asistió a ver la película Manhatan Melodrama protagonizada por Clark Gable, curiosamente un filme acerca de gángsters. Asistió al Biograph Theater acompañado de su novia Polly Hamilton y de una tal Ana Sage (cuyo verdadero nombre era Ana Cumpanas), que era originaria de Rumania y estaba enfrentando cargos de deportación por abrir un burdel. Sage trabajaba de manera encubierta en coordinación con el agente Melvin Purvis, del FBI, con quien había acordado que, a cambio de ayudar a la captura del ladrón, evitaría la deportación. A las 22:30 hrs., Dillinger salió del recinto acompañado de sus dos mujeres flanqueándolo. Previamente Sage había dado aviso al FBI, y Purvis vigilaba la entrada del lugar. Cuando el trío salió caminando por allí, Purvis encendió un cigarrillo para dar la señal a sus hombres de acercarse. Dillinger rápidamente se dio cuenta de lo que sucedía y actuó instintivamente. Sacó una pistola de su bolsillo derecho y corrió por la calle, mientras tres agentes del FBI le disparaban 5 tiros, tres de los cuales, acertaron en el cuerpo de Dillinger. Éste cayó abatido al piso, boca abajo. A las 10:50 hrs., John Dillinger fue declarado muerto en un pequeño cuarto del hospital Alexian Brothers Hospital. A pesar de que Ana Sage lo entregó a las autoridades como había prometido, fue deportada a su país natal, Rumania, en 1936, donde permaneció hasta su muerte, once años después.

Dillinger fue enterrado en el Cementerio de Crown Hill en Indianápolis, Indiana. Su tumba ha sido objeto de actos vandálicos, por personas que toman piezas para llevárselas como souvenirs.

Plantilla:Notasalpie

Icono de la cultura popular Editar

La crisis ocasionada por la Gran Depresión de 1929 derivó en la quiebra de varios bancos, que perjudicó a la gente trabajadora, la cual tenía sus ahorros invertidos allí, y terminaba perdiendo el esfuerzo de toda una vida. La inestabilidad económica motivó la desconfianza en las entidades financieras, que no ofrecían ninguna solvencia. El entorno social de rencor y desconfianza provocó la animadversión hacia los banqueros, por lo cual la gente trasladó su odio y molestia, reflejándolos en la satisfacción que sentían por los ladrones de bancos, como John Dillinger. Máxime que las víctimas mortales de sus robos fueran muy pocas, y sólo se trataban de figuras de la autoridad, jamás civiles inocentes.

Al paso de los años, Dillinger ha sobrevivido como el mito de un rebelde vengador, reivindicado más por el encono social hacia la autoridad, que por su nula contribución al pueblo. Su muerte tan joven (apenas 31 años), sus graciosos escapes,[cita requerida] su estampa viril, su agreste atractivo sexual y su aparente e idealizada limpieza delictiva –al permitirse tan pocas muertes-,[cita requerida] le han ganado un lugar dentro de la cultura popular.

Referencias Editar

Plantilla:Listaref

  • [1] Página Oficial del FBI, casos famosos, John Dillinger (en Inglés).
  • [2] Página en Memoria del Sheriff Jess L. Sarber -Allen County Sheriff's Department, Ohio- (en Inglés).
  • [3] Página en Memoria del Patrullero William Patrick O'Malley -Allen County Sheriff's Department, Ohio- (en Inglés).
  • [4] Información en Hyde Park Media acerca de un artículo publicado en el Chicago Tribune, el 4 de Noviembre de 1988, donde se hace referencia al robo del auto de la Sheriff Lillian Holley por parte de Dillinger (en Inglés).
  • [5] Sitio en Memoria del Agente Especial W. Carter Baum del FBI (en Inglés).

Enlaces externos Editar


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar